Xtreme Power

Hoy con mis 25 años cumplidos, me miro en el espejo y pienso ¿Ese es el mismo tío que aparecía por las playas sin que nadie se diese cuenta?, al que las chicas pasaban por alto ¡aunque mido 1m80!,  y si me miraban, era para sonreír con una pizca de pena en los ojos.