Toe Pro (Valgus)

¡Hola a todas!

En este artículo de Salud al Femenino, vamos a escribir sobre un problema muy grave para nosotras las mujeres que puede llegar hasta ser completamente incapacitante. Científicamente conocido como Hallux Valgus o el horrible juanete. Esta enfermedad nos acecha en mayoría a las mujeres por el  uso de zapatos de formas inadecuadas, también hay indicios de que en algunas exista una predisposición genética y finalmente tenemos una hormona, la relaxina, que es producida al momento del embarazo y de la menopausia, la cual determina la distensión de los ligamentos. Como veis tenemos muchas cosas en contra en lo que se refiere a nuestros pobres pies sobre todo entre las edades de los 40 o 50 años.
Hay una teoría que son los tacones altos que producen los juanetes, pues no, más aun es la forma en punta de los zapatos femeninos que tienen en gran parte la culpa, ya que “comprimen” los dedos en posiciones, favorecedoras para la aparición de los juanetes. Pero antes de ir corriendo al armario y tirar todas esas hermosuras de zapatos a la basura, tomen el tiempo de leer este artículo, puesto que nuestro equipo de redacción, en su constante búsqueda de novedades y avances para la salud os ha encontrado este producto el Toe Pro (Valgus)  DIURNO. 

El Toe Pro (Valgus)  diurno es una férula hecha de silicona de grado medical. Esta tiene como función de enderezar el dedo gordo para que vuelva a su posición normal. Esto elimina el dolor casi inmediatamente y permite que uno pueda caminar sin molestias. 
El hecho de Toe Pro (Valgus)  este fabricado de silicona de grado medical tiene varias ventajas. La primera es su suavidad que hace que se pueda llevar sin ninguna molestia las 24 horas del día. La segunda, es que este tipo de silicona no produce ningún tipo de alergia y/o irritaciones. La tercera, tiene una duración de al menos un año de uso continuo.

Bueno en el equipo tenemos una persona que sufre atrozmente de los juanetes, ya que es muy coqueta y tiene una pasión, los zapatos. Es nuestra contable Begoña, y hemos conseguido que por lo menos en las horas de despacho se ponga zapatillas deportivas para estar más cómoda y a su gran pesar , pero la verdad es que sus juanetes están en un estado aparatosos y extremadamente dolorosos, incluso sin sus zapatos de moda, sufre mucho al andar. Hay noches que no puede pegar ojo por el dolor. Esto le está afectando a su salud, su familia y hasta su trabajo, ella que es tan meticulosa últimamente hace unos errores de principiante. 
Pues decidimos utilizarla como cobaya, y que si no lo aceptaba, la directora estaba dispuesta a darle el tiempo para que vaya a operarse y sino no tendría más remedio que despedirla. Ya sabemos que la cirugía es complicada, con un post operatorio largo y doloroso, entonces para salvar a nuestra compañera le propusimos el trato. 

La pasión de Begonia por los zapatos es increíble, cuanto mas altos y con puntas finas son, mejor le gustan, pero esto no podía seguir así. Nos juntamos con ella y su marido y llegamos a eliminar del armario todos los zapatos que acababan en punta. Los tacones en sí no eran un problema aunque algunos eran tan exagerados que ¡eran un peligro para los tobillos!

Era necesario durante el experimento que llevase zapatos más cómodos, en el cual los dedos del pie pudiesen regresar a sus posiciones naturales. Repito los tacones no son tanto el problema.

Empezamos la experiencia un viernes y así darle el tiempo en el fin de semana para acostumbrarse a la férula. Recibimos el pedido que hicimos en el sitio web oficial de Toe Pro (Valgus)  Diurna que encontraran aquí. El precio estaba más que asequible, y ¡hasta nos beneficiamos de una promoción del -50%! Que por cierto está limitada en el tiempo. A los cuatro días recibimos el paquete en la redacción. El viernes por la tarde antes de irse a casa se puso los Toe Pro (Valgus)  Diurnos y para casa se marcho con la recomendación de no quitárselos en todo el fin de semana.

El lunes siguiente estábamos todos pendientes de los pies de Begoña, llego al trabajo con zapatos de tacón moderado (para ella) pero sobre todo redondeados a la punta. Eran preciosos como siempre pero por lo menos parecían más “humanos”. Sus primeras impresiones fueron las siguientes.  Los Toe Pro (Valgus)  eran muy confortables, fáciles de poner y al poco tiempo uno ni se daba cuenta que los llevaba. Sentía que el dolor al momento de acostarse había disminuido, aunque no sabía si era debido a los anti inflamatorios que solía tomar o a Toe Pro (Valgus) . Esa mañana parecía moverse con más facilidad. Los días iban siguiendo su curso y la semana siguiente nos anunció que sin analgésicos ni nada, el dolor había casi desaparecido por completo. ¡Nuestra Begonia había vuelto! Además Toe Pro (Valgus)  tiene la ventaja de ser invisible con zapatos cerrados, que para una coqueta como ella ¡es un argumento de peso!

Ya son tres meses que nuestro cobaya lleva Toe Pro (Valgus)  diurnos. Ya se mueve por los pasillos con agilidad y rapidez, vamos a almorzar al bar y está de pié con nosotras en la barra, antes había que estar sentadas. Y hoy nos enseñó sus pies. Los juanetes habían desaparecido casi por completo, y no tenía ese aspecto rojizo debido a la inflamación. El dolor ya era cosa del pasado, eso si, ya no ha vuelto a ponerse zapatos puntiagudos excepto en ocasiones especiales. 

¿Que conclusiones debemos sacar de este “experimento”? En primer lugar no es un experimento científico, ya que se tenía que haber hecho sobre un grupo de personas más representativas de la populación y de edades diferentes. Segundo, haber mantenido un registro riguroso de las condiciones del experimento y todo esto bajo el control de un podólogo y además estos han sido llevados a cabo por el fabricante antes de ponerlo sobre el mercado y que pueden consultar en su sitio web aquí. Pero a nuestro nivel podemos decir que Toe Pro (Valgus)  ha salvado del bisturí a nuestra compañera (y a lo mejor su trabajo), Que los resultados observados por nosotros y ella, nos han convencido y que es importante subrayar que cuanto más se llevan puestos y más se es activo, mejor y más rápido el efecto de Toe Pro (Valgus)  Diurno. Que Toe Pro (Valgus)  vale la pena ser pedido, ya que su precio asequible hace que sería una lastima no probarlo. Sobre todo si nos evita la cirugía que aunque sea eficaz conocemos lo que pasa después. u otros procedimientos costosos como las cremas, masajes y fisioterapia. Los cuales no han demostrado ser de una gran eficacia.

Yo se que a mi hija de 16 años se los he puesto como prevención ya que tiene los pies planos y esto bajo la recomendación de nuestro podólogo. Empezó gruñendo pero al ver que los Toe Pro (Valgus)  Diurna no se veían y que sus compañeras no se mofaban de ella, ha aceptado llevarlos. Todos nosotros en el equipo de la redacción estamos unánimes sobre este producto, y lo recomendamos con los ojos cerrados. También aconsejamos a las mujeres de evitar de llevar de forma prolongada zapatos que acaban en punta con un talón exagerado. Estos tienden a forzar el dedo gordo a que se desvíe de su posición normal lo que resulta en producir la enfermedad del juanete.

Un saludo a todas y esperando que este artículo haya sido de vuestro interés y sobre todo que os procure el alivio tan deseado de esta lacra que son los juanetes.

No dudéis en enviarnos vuestros comentarios y fotos si habéis utilizado Toe Pro (Valgus)  Diurna.


Comentarios:


Raquel del Monte, 38 años Madrid

Hola a todas. Acabo de leer vuestro artículo con gran interés. Hace más de un año encontré en internet Toe Pro (Valgus)  en Alemania. Lo pedí y debo decir que fue mi salvación. Los que no padecen de este problema, no pueden saber lo que es tener ese dolor lancinante día y noche, no poder desplazarse con facilidad a causa del dolor, andaba como una anciana y ¡no os digo desde el punto de vista estético era una catástrofe!
Efectivamente a los 10 – 15 días el dolor había desaparecido por completo, eso en sí ya era una victoria. 4 meses más tarde los juanetes se ¡habían reducido del 80% por lo menos! El dedo gordo ya no se cruzaba sobre los otros dedos, eso si, ya no he vuelto a ponerme zapatos de punta y llevo tacones mucho más razonables.


María V Martorell, 43 años Barcelona

Quiero añadir mi pequeño argumento al edificio. He sufrido de juanetes pero de forma leve y sin pasar por los dolores de otros que veo en el sitio web de Toe Pro (Valgus)  Diurna. Pero debo decir que a mi se me quitaron los dolores casi de inmediato de haber me puesto las férulas. Sobre todo el del pie izquierdo. Los dedos de los pies están perfectamente aliñados y el ¡juanete ha desaparecido por completo! El inventor o inventora de esto es un genio. ¡Bravo!


Maribel O Civil, 60 años Arizona U.S.A

Hola a todas, os escribo de Arizona donde estoy trabajando en la universidad como profesora de aritmética. Aquí no se encuentra este producto y fue mi hermana quien me obtuvo Toe Pro (Valgus)  por internet y me los hizo llegar. Debo decir que padezco de los juanetes desde los cuarenta años, no por llevar zapatos de moda ni tacones altos, pero más bien por razones hereditarias. Yo como tantas otras americanas somos más de zapatillas deportivas y sandalias en verano.
Me han ido de maravilla sobre todo en verano, temporada en el que se calentaban los juanetes como si estuvieran en un horno, es verdad que aquí el calor puede se horrible. También me ha gustado la discreción de estas férulas, ya que aquí las únicas que encontré parecían ser aparatos ortopédicos ¡absolutamente horrorosos! ¡No es que sea una modelo pero hay limites!
Desde luego, aconsejo las férulas Toe Pro (Valgus)  Diurnas sin reserva alguna. Un abrazo Marta.


Teresa Arborio Sanchez 54 años Tarragona

Buenos días a todos en la redacción, quería añadir mi testimonio a esta discusión. Con mis 54 años estaba harta de tener los juanetes en el estado que los tenía. Me habían dicho que esto era debido a haber llevado tacones altos toda mi juventud. Hasta mi ex marido me lo había reprochado, ¿y para quién pensaba el que me los ponía? Te digo yo… Bueno pasemos a otra cosa, decidí operarme para empezar el pie izquierdo en una clínica en Barcelona. Todo fue muy bien, solo que el post operatorio fue un infierno, a pesar de los antiinflamatorios y no se que otras pastillas de veras lo pasé muy mal. Al final del mes todo volvió a sus cauces, y empecé a vivir un poco. Ya me estaba preparando para la intervención del pie derecho, cuando mi amigo me dijo haber oído hablar de una férula, pero no se acordaba del nombre. Empezamos a buscar en internet hasta que nos topamos con este blog al leer los comentarios decidí probarlo antes de volver a que me toquen el pie con un bisturí. Más aun que el pie derecho no estaba tan deformado como el izquierdo. 
Dios santo, menos mal que encontré esto, me ha salvado de dolores. Al cabo de 4 meses no tenía juanete que valga los dolores había desaparecido en menos de 2 semanas. ¡El paraíso!
Con que señoras, antes de pensar en otras formas de quitarse los juanetes y sus molestias, prueben Toe Pro (Valgus)  Diurna. ¡Es fantástico!


Silvia R Neiman 38 años de Barcelona

Tengo ciertas dudas con respeto a este producto, no es por el precio que me parece muy bien ¿demasiado? Pero para no perder tiempo con chapuzas ya que no soporto más el dolor sobre todo con mi trabajo de azafata. Estar de pie en un avión horas tras hora es un martirio sobre todo en los de larga distancia.
A mi me han dicho que solo una operación puede aliviarme, pero cuando veo lo mal que lo pasó Teresa no me he decidido a lanzarme para darme de baja en la empresa el tiempo de la operación. Necesito un poco de ayuda con respeto a esta decisión. Gracias por adelanto por vuestra ayuda.


María Torrijas Calderón Directora de redacción 

Bueno como habrás leído en nuestro artículo sobre nuestra contable Begoña, le puedo asegurar que en su caso ha sido eficaz al 100%. Tanto que al momento de escribir el artículo aun le quedaba una pequeña tendencia al dedo gordo a adentrarse hacia los otros pero de dolor nada, y le hemos prohibido todo zapato  que acabe en punta por lo menos durante sus horas de trabajo, y en casa pienso que su marido la tiene  vigilada . No quiere decir que de vez en cuando no pueda ponérselos. Como tantas cosas en esta vida, hay que hacer las cosas con un poco de mesura. Con lo que se refiere a ti y tu tipo de trabajo, lo que puedo aconsejarte, es que pruebes los Toe Pro (Valgus)  Diurnas, durante 15 días día y noche. Si el dolor se te va ya puedes decir que as ganado algo sobre la operación, a continuación sigue dos o tres meses más y veras si el problema se ha corregido. Ya tendrás tiempo para operarte si no fuese eficaz en tu caso, cosa que me extrañaría mucho. Dinos lo que va sucediendo, ya que nos interesa mucho tu opinión.
P.S. Por cierto, no es porque una cosa no sea cara que esta sea mala. Piensa que es un regalo más de la vida y que no tienes nada que perder en probarlo, ¡cosa que no puedes hacer con una operación!


Un abrazo 
María

Comprar Toe Pro (Valgus)