Ionic White

¡Hola a todas y a todos !

Aquí me tenéis otra vez, Marina Ochoa la cazadora de nuevas tendencias en el mundo de la estética.
Hoy os voy a hablar de un producto que nos interesa a todos y a todas este se llama Ionic White. Como saben en el mundo tan competitivo de hoy para buscar, obtener y guardar un trabajo se necesita perseverancia, constancia y un aspecto irreprochable, sobre todo si uno debe estar en contacto constante con el público.

Pues os voy a hablar de un problema con el cual me tope el año pasado, (Es también la razón que he estado tan ausente de mi blog). En mi trabajo como directora recepción de un hotel cinco estrellas aquí en la capital.
Al empiece del año me puse muy enferma tras un viaje profesional a sud américa, para implantar nuestros estándares de trabajo en un hotel recientemente adquirido por nuestro grupo hotelero.

Las horas de trabajo fueron muy largas, ¡cuando se lanza un nuevo hotel no se mira las horas! Nos manteníamos a base de café, té y cigarrillos, más algunas comidas con vino tinto fueron las causas de la historia que os voy a relatar a continuación.

Al fin de mi misión (tres meses más tarde), volví al trabajo aquí en nuestra bella capital. Veía al director y a varios de los compañeros que me miraban de manera insistente, hasta el día que fui convocada por el director. Veía que el no estaba muy a gusto, no sabía como empezar la conversación. A un momento dado estallé, y de forma bastante agresiva le pregunte “¿ He hecho algo malo, o que a habido un problema con mi misión? ¿me quiere echar?” El pobre se retorcía en su sillón como una lombriz, cosa inhabitual en este hombre, de trato generalmente directo y claro. Finalmente soltó “Marina te voy ha decir que efectivamente hay un problema” el hecho que me tutee debía ser muy grave puesto que suele solo hacerlo fuera del servicio. Mi corazón latía a cien por hora ya me veía despedida, sin comprender el porque. “no se si te has dado cuenta pero desde que has vuelto de tu viaje, tu sonrisa ha cambiado” Atónita le miraba con ojos de besugo “¿Perdona?” y el continuó “No te lo tomes mal, pero tus dientes que antes estaban tan blancos están amarillentos, ¿Has estado fumando Habanos?” Me quede de piedra, y de repente me di cuenta que no me había percatado del cambio que se fue operando en mi boca. (uno se acostumbra a lo que ve cada mañana sin darse cuenta del cambio ya que este es muy gradual). Saqué mi espejo de mi bolso, y efectivamente ahora que me lo ponían antes las narices me di cuenta que mis dientes estaban de un color marfil. Hay que saber que en nuestro trabajo la perfección es la norma. Yo misma era la primera en descartar postulantes al puesto de recepcionistas si tenían el  ¡más mínimo defecto dental! 
Excusándome, salí como una tromba del despacho cabizbaja escondiendo mi boca murmurando que de ese paso me iba al dentista. 
El profesional que me atendió después de haberme hecho un reconocimiento bucal, empezó preguntándome de mis hábitos e higiene de vida. Es que fumaba, bebía mucho café, té, vino tinto etc. etc. ¡Bingo! Le conté lo que me había ocurrido en mi viaje por américa del sur y mi ritmo de trabajo durante esos meses. Ahí se encontraba el culpable.
El problema es que en ese momento iba muy justa de dinero, ya que había comprado una casa y cambiado de coche. ¡No iba a meterme otro crédito para blanquear los dientes! Entonces empecé a mirar por la web hasta toparme con esta web. Tras leer los comentarios y haber consultado con amigas y mi amigo (¡El muy tonto, ya que el si que se había dado cuenta pero no se atrevía a decírmelo!) me decidí jugármela. De todos modos ¡era esto, o el crédito o perder mi empleo! ¡Estaba entre la peste y el cólera!

Me conecté al sitio y lo tenía pedido en dos clics. El sistema entero con el gel, las férulas, el spray blanqueador y el aparato LED de luz azul me salió por menos de 50€ y el coste de envío completamente gratuito. Contra los casi 450€ que me pedía mi dentista, no lo dudé ¡y pa’ lante como dicen en mi país!. 

¿Que es Ionic White?

Hasta hace poco, solo los dentistas podían realizar tratamientos efectivos para blanquear los dientes. Sin embargo, ahora, con la última tecnología que disponemos, es posible ofrecer productos auto aplicables con resultados similares. De este modo, se convierte en un proceso rápido y fácil que todo el mundo puede realizar en sus casas y obtener unos dientes blancos.
El blanqueamiento dental es uno de los procedimientos más sencillos si se hace bien. Esto significa usar el agente blanqueador que viene en el paquete y su acelerador. El acelerador es la lámpara LED que emite una luz azul fría con una longitud de onda de alrededor de 465 nanómetros y que además acciona los iones de plata de Ionic White. Esta longitud de onda de luz es ideal para la activación del peróxido de hidrógeno y permite acelerar todo el proceso de blanqueamiento.

El procedimiento de blanqueamiento dental con LED

La mayoría de los dentistas también se ayudan de esta innovadora tecnología a la hora de blanquear los dientes de sus clientes. Es, por tanto, un método realmente efectivo y práctico.

¿Cómo utiliza su dentista la luz LED para blanquear sus dientes?

Como os lo he comentado, este proceso es realmente sencillo. Primero, su dentista coloca el gel de peróxido de hidrógeno sobre los dientes y se aplica en su superficie. Entonces, envía una luz azul fría sobre los dientes expuestos y permanece expuesta durante unos 15 o 20 minutos. Normalmente, se realizan entre uno y tres procedimientos en la misma sesión, descansando un tiempo prudencial entre ellos. Esto dependerá de la necesidad de cada paciente. En el caso de Ionic White este tiempo de “descanso” no es necesario ya que no utiliza un producto blanqueador tan fuerte como el del dentista.

El paquete de Ionic White contiene suficiente producto para 14 días de tratamiento  más 30 días de mantenimiento que es el tiempo de vida de la lámpara LED. Esto es debido que después de un cierto tiempo de uso la luz emitida por los LED ya no está en la buena longitud de onda haciendo que no cumpla con su función de aceleradora.

Lean detenidamente el folleto y apliquen a la letra las instrucciones. Esto es muy importante. Si hacen todo como se debe, tendrá una sonrisa brillante y blanca para dos años. Esto es lo que me ha pasado.¡ Ya llevo 6 meses y la sonrisa ante los clientes se ha vuelto más deslumbrante que nunca!)))

En esta web. encontraran el enlace para pedir Ionic White, el verdadero, puesto que hay que ir con cuidado con las falsificaciones, que pueden ser en el mejor de los casos completamente ineficaces y en el peor de los casos crear graves problemas.

He aquí unas fotos de antes y después, ¡Que diferencia! Lo que sigo sin comprender era porque no me había dado cuente de por mi misma. El cerebro es una cosa extraña. Besos a todos y

¡A por esos dientes amarillentos!

Bueno, queridos leyentes ahora os toca a vosotros subir vuestros comentarios y fotos. Cuantos más haya más ayudaremos a los amigos que padecen de este problema. Aunque no sea necesariamente grave del punto de vista médico, si que lo puede ser en la vida profesional y social. Os sentiréis más seguros de vosotros mismos, y hay que añadir que es ¡más agradable para los que os miran!.


Tomás R, 18:30 Madrid Responder

Muy interesante, acabo de pedirlo, pero tengo una duda ¿No sería mejor consultar con un dentista antes de utilizar Ionic White?


Marina O, 18:35 , Responder

Hola Tomás, claro que sí que es mejor consultar, sobre todo si has tenido antecedentes como gingivitis y otros trastornos bucales graves. Ahora si no has tenido ningún problema bucal, puedes utilizar Ionic White con toda tranquilidad.


Martín N, 18:45, Responder

He usado Ionic White varias veces. Normalmente soy muy cuidadoso con los productos dentales que uso. Tengo dientes sensibles y para mí es muy importante que el producto no tenga efectos secundarios. Descubrí que el dispositivo de Ionic White es muy efectivo y fácil de usar, y quedé muy contento con el resultado. No hubo efectos secundarios. Lo recomiendo a cualquiera que desee blanquear sus dientes. Puedes olvidarte del dentista (yo particularmente odio ir). Nunca me arrepentiré de haber usado Ionic White. Puedes usarlo durante mucho tiempo y el mismo kit protege tus dientes de las manchas de café, té o vino tinto que los dentistas siempre olvidan. Teniendo en cuenta el precio, no es en absoluto un mal producto.


Amalia E, 18:55 Barcelona, Responder

Mis dientes son ahora brillantes y deslumbrantes ¡y no puedo apartarme del espejo! Mi novio me piropea constantemente y hasta él ha decidido probarlo, ya que es fumador, y, aunque nunca ha reconocido tener problemas con sus dientes, ahora ve mucha diferencia con los míos. Cuando mis compañeros de la universidad me vieron, empezaron a preguntarme qué había hecho y que quién era mi dentista. Lo recomendé, sin duda! Algunos de ellos me confesaron haber gastado entre 300 y 500 euros en un tratamiento de dentista… Hasta algunos me hablaron de una especie de bolígrafo que puede dañar tus dientes, fácil de usar y de apariencia inofensiva, pero que contiene una sustancia activa que sobrepasa los niveles de seguridad. Con Ionic White no he tenido ninguno de estos problemas, ¡todo ha sido perfecto! La sustancia blanqueadora se encuentra dentro de los estándares recomendados y funciona a la perfección. Quizás la luz LED es de su propia tecnología. ¡Un buen producto a un precio muy bueno!


Ricardo E, 19:00 Valencia, Responder

Tengo que decir que soy una persona bastante escéptica, y la verdad es que sigo bastante desconfiado, hay tantas chapuzas hoy en día en la web que le da uno miedo comprar. ¿Que garantías tengo de que no se me van a caer los dientes, o tener irritaciones y yo que sé? ¿Alguien me puede comentar algo a este propósito?


Marina O 19:23, Responder

Hola Ricardo, estas preguntas y muchas otras me pasaron por la cabeza al momento de pedir. Lo que me convenció era lo siguiente: Ionic White cumplía con los requisitos de la CE 76/768/CEE relativos al uso de productos blanqueadores con peróxido de hidrógeno que no superan el 6% de concentración. Esto garantiza su idoneidad con respeto a la salud bucodental, contrariamente a algunos que sobrepasan estos límites y están reservados a un uso profesional. Pero cuidado, hay que utilizar el producto exactamente como se describe en el folleto (sobre todo en lo que se refiere a los tiempos de aplicación de cada ingrediente.)


Luis Álvaro N, 19:30, Responder

Gran fumador de Habanos lo fui, gran consumidor de café también y amante del gran vino lo soy. ¡Todo esto no ha contribuido en dejarme una dentadura de actor de cine! Decidí con mi mujer que era hora de cambiar de boca y deslumbrar el mundo alrededor.))) 
Hace tres meses me lance al agua, con la ayuda de mi pareja hicimos todo lo que manda el folleto de Ionic White con sumo cuidado. Me daba un poco de miedo todos estos chismes. ( ¡Ya que tengo una fobia patológica al dentista!) . Cinco días más tarde ¡ni el Clooney las tiene como yo! Me he quedado asombrado, 7 u 8 tonos de diferencia con el original. Desde luego funciona A si, ¡Ricardo sigo con todos mis dientes! No te preocupes funciona de maravilla, ahora vamos a ver cuanto dura, los más optimistas dicen dos años los pesimistas un año. Todo lo que sé es que mis amigos lo están pidiendo.
Suerte.


Cristina A, 20:00, Responder

¡Pues yo no estoy nada satisfecha! Después del tratamiento solo he podido constatar que había ganado en uno o dos tonos. Me parece mucho lío para un resultado tan pésimo, y claro está que voy a pedir el reembolso. ¡Estos es una farsa!


Marina O, 20:10, Responder

Cristina, no te pongas así. En primer lugar hay que saber que no todo el mundo reacciona de la misma manera. El grado de blanqueado depende del diente, del tiempo que está manchado y cuales son las causas que han manchado el diente. 
¿Es que los sabes?


Cristina A, 20:13, Responder

Si tienes razón, pero estoy tan decepcionada, viendo los otros comentarios y tu blog, había pensado que esto iba a ser LA SOLUCIÓN. En lo que se refiere a lo que manchó mis dientes fue un tratamiento a la tetraciclina cuando estuve embarazada y tuve complicaciones hace 15 años, o por lo menos eso es lo que me dijo el dentista. En su tiempo nadie me dijo que me iba a manchar los dientes.


Marina O, 20:15, Responder

Hija lo siento, pero debo decirte que las manchas causadas por los antibióticos son casi imposibles de quitar, sea como sea, método profesional o casero. Que hayas conseguido 2 tonos está muy bien, no se puede pedir más. La única solución sería poner carillas de porcelana sobre los dientes. Consulta con tu dentista para que te oriente.

Un abrazo 


Silvia B 20:20, Responder

Hola Cristina, lo que te dice Marina es cierto, tuve el mismo problema, en aquella época se ponía tetraciclina a todo va. Ahora tengo dientes que no son de lo más bonitos. Estoy viendo cuales son las soluciones, ¡para empezar voy a comprar Ionic White !Si gano un par de tonos esto ya será un avance! Lo de utilizar carillas es espantosamente caro, me han dicho ¡200 a 400€ por diente! Me han dicho que en algunos países de Europa del este lo hacen a menor precio, pero vaya engorro.


Ana C 20:20, Responder

¡Seis meses desde que hice mi tratamiento de Ionic White y sigo encantada! Los dientes están tan blancos como al final del tratamiento. Es verdad que cuido un poco lo que como y bebo, pero me pregunto lo siguiente. ¿Es posible dar un repaso para alargar el tiempo de permanencia del blanqueado?


Marina O 20:25, Responder

Si, es posible, pero no creo que sea necesario ya que yo soy partidaria de cuanto menos uno interviene mejor, hazlo solo cuando lo necesites de veras y que tus dientes vuelvan a perder su blancor, entonces tendrás tiempo para volver a utilizar Ionic White. Por cierto quiero deciros a todos que acaba de salir una nueva formulación de Ionic White, mejorando las  características del producto aun más.


Maribel C 20:28, Responder

Hola a todos y a todas. Tengo que contribuir a este blog ya que a mi me pasó algo estupendo. Tenía desde siempre los dientes color marfil, por lo que se ve esto es genético. Es verdad que mi abuela, padre y madre no tienen la sonrisa típica de Hollywood, tampoco era catastrófico pero los míos eran horribles y tenía un complejo enorme. 
Hace dos meses, mi mejor amiga apareció a la comida semanal de entre chicas, cuando sonrío fue un destello de blancura que parecía un anuncio para pasta de dientes. Inmediatamente la fusilamos de preguntas hasta sonsacarle la información.


Nos contó que había hecho el programa de blanqueo de Ionic White  la semana pasada y el resultado era ese que veíamos. Nos pasamos toda la comida hablando de eso y todas, en cuanto volvimos del trabajo nos abalanzamos sobre nuestros ordenadores y pedimos Ionic White. El mío llego dos días más tarde. Y el sábado hice el tratamiento. El miércoles siguiente nos reunimos en nuestro restaurante favorito y las cinco nos pusimos a sonreír. Esto parecía el concurso de mises. Hasta el camarero se dio cuenta, y nos ¡ofreció el cava! Pero lo mejor fue que la semana siguiente encontraba mi príncipe. No fueron los dientes en sí, pero a mi si que me dio la confianza necesaria para finalmente salir con el.
¡Con que chicas, todas a vuestros ratones y a cambiar de vida!  

Comprar Ionic White